El Noble Arte De Cazar Dragones

Hace unos días, conversando con un amigo sobre temas de emprendimiento, me contaba que en muchas partes del mundo, la forma de enseñar a emprender se encontraba en manos de una mafia de educadores que jamás en su vida habían tenido la experiencia de emprender algo real. Los conocimiento que tenía simplemente los habían aprendido de libros, pero no habían vivido nunca lo que realmente era la experiencia de emprender un negocio. Me contó una historia de la cual no conozco su autor y comparto hoy con ustedes.

Un Joven entusiasmado con la vida, decidió un día que quería estudiar cacería de dragones. Una carrera llena de prestigio en su sociedad.

Entusiasmado, busca la mejor universidad donde enseñen el arte de cazar dragones. Después de buscar y con el apoyo incondicional de sus padres, ingresa a la mejor universidad donde enseñan aquel noble arte. Entonces, comienzan 5 años de arduo estudio y dedicación. Se queda estudiando hasta altas horas de la noche continuamente, realizando los trabajos que sus maestros colocan como tarea y se esmera por ser el  mejor.

Los 5 años llenos de sacrificio se van rápidamente y por fin llega el día de su graduación. Su familia hace una gran fiesta e invitan a todos su amigos y conocidos, y así el Joven consigue su titulo universitario de “Cazador de Dragones”.

Ahora Joven cazador de dragones, con un profundo brillo en sus ojos, decide ir por el mundo a ejercer su profesión y así deja su familia y emprende su camino.

Unos años después, regresa a su ciudad, con el brillo en sus ojos apagado y un poco decepcionado va a buscar a su maestro de universidad.

Cuando lo encuentra le dice:

– Maestro, He estado por varios años ya, ejerciendo mi profesión, sin embargo en todos estos años no he visto ni a un sólo dragón, estoy muy preocupado y no se que va a ser de mi y de mi familia.

– El maestro le responde: Tranquilo alumno mio, si aun no has visto algún dragón, y si no ves nunca alguno, no te preocupes, aún podrás vivir de enseñar el noble arte de cazar dragones.

¿Ven algo parecido con la realidad?

HACER LO QUE TE GUSTA HARA QUE ALCANZAR EL ÉXITO SEA MAS FÁCIL. A… !Y TE HACE FELIZ!

HACER LO QUE TE GUSTA HARA QUE ALCANZAR EL ÉXITO SEA MAS FÁCIL.  A… !Y TE HACE FELIZ!

Muchas personas viven la vida en medio del afán y la incertidumbre, se conforman con la vida que les ha  tocado y conservan trabajos en los que realmente no son felices todo por una razón: Miedo a quedarse sin dinero.

Por el otro lado también hay personas que son muy exitosas en su vida y deben parte de su éxito a que dedicaron un poco de tiempo en definir qué era lo que realmente los hacía felices y que realmente disfrutaban hacer y se ganan la vida haciéndolo, el dinero no es su prioridad, sin embargo les llega copiosamente.

Tal vez no sepas con total certeza que es realmente lo que te gusta hacer, y no te preocupes, yo tampoco lo tenía claro, y muy seguramente muchas personas tampoco lo sepan aún. Para mí ha sido un proceso largo, un poco doloroso e incomodo hasta que por fin empecé a entender que mi historia, dese mi niñez, estaba marcada por una serie de sucesos muy particulares que me hacían sentir realmente feliz. Para mí, desde los 10 años se me facilitaba mucho hablar en público y realmente cuando lo hacía lo disfrutaba. También tenía una habilidad para emprender mis propios proyectos y hacer que otras personas se involucraran en ellos y me siguieran. Sin embargo el que lidera se expone y se sale del común y está sometido a la crítica. En ese entonces mi carácter no era lo suficiente fuerte para lidiar con esos problemas y aunque esas habilidades nunca las perdí del todo, si se escondieron debajo de muchas capas de rediseño de mi personalidad para poder encajar en los grupos en los que en su momento estaba rodeado, hasta el punto de sentirme totalmente incomodo con mi vida, con tantas capas de mierda que me había puesto encima para encajar.

Había olvidado que me habían regalado una habilidad de liderazgo, que hoy estoy recuperando y fortaleciendo porque decidí aplicarla siendo emprendedor; además de una capacidad de hablar que también se había perdido por el miedo al qué dirán que hoy disfruto desmesuradamente cuando le hablo a alguna persona o grupo sobre temas de emprendimiento o educación financiera y que otras veces plasmo en la palabra escrita.

Esto lo escribo no para que se enteren de una corta parte de mi vida, sino para ponerlo como guía para que todos los que están perdidos y no han recordado aún que realmente los hacía felices, tengan una posibilidad de búsqueda y escudriñen allá atrás en su niñez, que muy seguramente pueden encontrar algo interesante. A mi me funcionó.

Cuando nacimos, lo hicimos totalmente felices, las circunstancias que cada uno haya vivido ha formado lo que cada uno es hoy. Si la felicidad está un poco perdida, pues el truco es encontrar en qué momento de la vida se fue perdiendo y tomar medidas para superar ese momento y recuperar esas cosas que nos hacían felices. Para mucho va a ser un proceso doloroso, sin embargo la recompensa es grande y vale la pena tomar el riesgo.

Hacer lo que te gusta es un secreto para ser exitoso en la vida y ser feliz. Vale la pena buscarlo, vale la pena correr el riesgo. Tomate el tiempo necesario para encontrar lo que te gusta hacer.

No esperes a que sea demasiado tarde.

Hace algunos días, leí unos capítulos de un libro que se llama “comprendiendo la vida”, escrito por una autora de nombre Jayne Jhonson. En el primer capítulo del libro, menciona algo sobre como personas que han tenido experiencias muy cercanas con la muerte y que sobrevive, cuando se recuperan, aprenden a disfrutar de la vida de forma envidiable, hacen lo que realmente quieren hacer, se dedica a servir a la humanidad y se hacen muy exitosas.

¿Cuantos de ustedes han escuchado historias sobre personas que se enteran que tienen una enfermedad terminal, y que después de la noticia, se dedican a disfrutar al máximo sus últimos días sobre esta tierra?

Hay historias de este tipo en la vida real, y también películas con el mismo contenido, como “Antes de partir” (The Bucket List), protagonizada por Jack Nicholson y Morgan Freeman,  que recomiendo ver para que ambienten un poco esta publicación y disfruten de un rato agradable.

Para mi la pregunta sería: ¿Por qué esas personas esperaron hasta los últimos instantes de sus vidas para empezar a disfrutarla? o ¿ Porqué las personas esperaron ha tener un encuentro cercano con la muerte para empezar a construir una vida de éxito?

Jayne Johnson argumenta que algunos de ellos le perdieron miedo a la muerte y se dieron cuenta que después de vivir en esta tierra hay algo más trascendental, y que nuestra misión, mientras estemos aquí, es aprovecharla al máximo. Yo realmente no se que fue lo que motivó a esas personas a hacerlo, lo que si puedo concluir sobre estas historias es una gran lección.

Las personas que pasaron por esos difíciles momentos siguieron siendo personas normales como ustedes y como yo, si ellos pudieron ser enormemente exitosos, el resto de los mortales también podemos serlo y de eso estoy completamente seguro. Tenemos en este mundo solo un tiempo limitado para disfrutarlo. ¿Acaso tenemos que pasar también por alguna experiencia cercana a la muerte para que nos demos cuenta que podemos ser felices y exitosos? o en el peor de los casos, ¿enterarnos que nos quedan unos meses de vida para hacer lo que siempre quisimos?

El éxito de las personas que sobrevivieron, tal vez se deba a la convicción que adquirieron cuando se dieron cuenta que les habían regalado otra oportunidad. Esa convicción la tenemos todos en nuestro interior, ese poder todos lo podemos sacar y llevar una vida desde hoy maravillosamente feliz y exitosa. No esperes a que sea demasiado tarde.

Si sientes que las cosas no van bien…

Cuando emprendas el camino a la independencia financiera y busques tu libertad, vas a darte cuanta que en algunas ocasiones las cosas pueden no ser fáciles. Sin embargo todo es un proceso y alcanzar lo que quieres va de la mano en terminarlo y no rendirse en el camino.
Todo lo que las personas hacen en la vida es una elección y cada elección tiene su precio. Cuando tomas una elección muy seguramente vas a ganar unas cosas pero vana a haber otras que vas a sacrificar.
Si decidiste ser independiente, has tomado una buena elección, sin embargo no todo va a ser color de rosa, todo va a depender de ti, todo va a depender de lo que tú hagas y que tanto te muevas en el mundo de los negocios.
Cuando yo pase de ser empleado a ser independiente, fue un gran reto mental para mí. Yo sabía que quería hacerlo, sin embargo no fue fácil. Renunciar a una relativa comodidad de un salario fijo mensual y verme sin dinero hasta que tu negocio empiece a producir es algo que no fue fácil de llevar, pero si se puede lograr, y muchos de los que emprenden este camino van a pasar por la misma situación.
Yo veía como mis compañeros de universidad ganaban varias veces lo que yo y eso me desanimaba a ratos. Pero también estaba totalmente seguro que no estaban aprendiendo lo que yo estaba aprendiendo. Ese conocimiento que he adquirido en el proceso ha sido invaluable y sirve para toda la vida.
Recuerda que hay unos precios que hay que pagar cuando tomas decisiones.
El truco está en aferrarte firmemente a tus sueños, y recordar porque decidiste hacerlo, por qué decidiste emprender este camino. Tuviste que haber tenido una razón y una meta.  Si tu sueño es lo suficientemente fuerte muy seguramente los tropiezos del camino serán más fáciles de superar. Se responsable contigo mismo y con tus decisiones afróntalas y busca tus sueños.
Si no tienes un sueño bien definido, si no tienes una razón lo suficientemente fuerte para haber decidido tomar este camino entonces define una, busca algo que realmente quieras lograr y tenla y mantenla siempre presente. Cuando yo empecé, les confieso que mis sueños y mentas aun no estaban del todo claras, sabía que lo que estaba haciendo no me llenaba, sabía que no quería levantarme todos los días con pereza de ir a trabajar y tener que gastar mi vida de mi casa al trabajo y del trabajo a la casa por un sueldo miserable (irónicamente empecé ganando mucho menos de lo que ganaba cuando estaba trabajando). Lo que si sabía era que quería ser financieramente libre y tenía que empezar, y las mentas y sueños se fueron haciendo más claras.
Creo que cuando tú eres dueño de tu tiempo, sacas un poco para pensar y te das cuenta de lo que realmente quieres. Cuando otro es el dueño, te concentras en lo que esa persona quiere que hagas por ella y no en tus sueños y metas y por eso creo que no había definido bien lo que quería. Creo no equivocarme al decir que muchos pasan por lo mismo. Viven con rutinas tan agitadas en sus trabajos que la única energía que les queda cuando llegan a sus casas es para dormir y no sacan tiempo para pensar en sus sueños y mucho menos en cómo lograrlos.
Así que cuando sientas que las cosas no van bien, ten presente siempre tus sueños y metas, mantenlos claros y no renuncies al proceso, el éxito es parte de tu vida si no renuncias, tenlo por seguro.

Cuando emprendas el camino a la independencia financiera y busques tu libertad, vas a darte cuanta que en algunas ocasiones las cosas pueden no ser fáciles. Sin embargo todo es un proceso y alcanzar lo que quieres va de la mano en terminarlo y no rendirse en el camino.
Todo lo que las personas hacen en la vida es una elección y cada elección tiene su precio. Cuando tomas una elección muy seguramente vas a ganar unas cosas pero vana a haber otras que vas a sacrificar.
Si decidiste ser independiente, has tomado una buena elección, sin embargo no todo va a ser color de rosa, todo va a depender de ti, todo va a depender de lo que tú hagas y que tanto te muevas en el mundo de los negocios.
Cuando yo pase de ser empleado a ser independiente, fue un gran reto mental para mí. Yo sabía que quería hacerlo, sin embargo no fue fácil. Renunciar a una relativa comodidad de un salario fijo mensual y verme sin dinero hasta que tu negocio empiece a producir es algo que no fue fácil de llevar, pero si se puede lograr, y muchos de los que emprenden este camino van a pasar por la misma situación.
Yo veía como mis compañeros de universidad ganaban varias veces lo que yo y eso me desanimaba a ratos. Pero también estaba totalmente seguro que no estaban aprendiendo lo que yo estaba aprendiendo. Ese conocimiento que he adquirido en el proceso ha sido invaluable y sirve para toda la vida.
Recuerda que hay unos precios que hay que pagar cuando tomas decisiones.
El truco está en aferrarte firmemente a tus sueños, y recordar porque decidiste hacerlo, por qué decidiste emprender este camino. Tuviste que haber tenido una razón y una meta.  Si tu sueño es lo suficientemente fuerte muy seguramente los tropiezos del camino serán más fáciles de superar. Se responsable contigo mismo y con tus decisiones afróntalas y busca tus sueños.
Si no tienes un sueño bien definido, si no tienes una razón lo suficientemente fuerte para haber decidido tomar este camino entonces define una, busca algo que realmente quieras lograr y tenla y mantenla siempre presente. Cuando yo empecé, les confieso que mis sueños y mentas aun no estaban del todo claras, sabía que lo que estaba haciendo no me llenaba, sabía que no quería levantarme todos los días con pereza de ir a trabajar y tener que gastar mi vida de mi casa al trabajo y del trabajo a la casa por un sueldo miserable (irónicamente empecé ganando mucho menos de lo que ganaba cuando estaba trabajando). Lo que si sabía era que quería ser financieramente libre y tenía que empezar, y las mentas y sueños se fueron haciendo más claras.
Creo que cuando tú eres dueño de tu tiempo, sacas un poco para pensar y te das cuenta de lo que realmente quieres. Cuando otro es el dueño, te concentras en lo que esa persona quiere que hagas por ella y no en tus sueños y metas y por eso creo que no había definido bien lo que quería. Creo no equivocarme al decir que muchos pasan por lo mismo. Viven con rutinas tan agitadas en sus trabajos que la única energía que les queda cuando llegan a sus casas es para dormir y no sacan tiempo para pensar en sus sueños y mucho menos en cómo lograrlos.
Así que cuando sientas que las cosas no van bien, ten presente siempre tus sueños y metas, mantenlos claros y no renuncies al proceso, el éxito es parte de tu vida si no renuncias, tenlo por seguro.

El Éxito Comienza Con La Voluntad Del Hombre


Hace algunos días alguien me regaló este poema, y aunque en su momento no le di todo el valor que se merecía, hoy lo tengo siempre presente en todas las actividades que he emprendido y pienso emprender.

Tú que eres un emprendedor o quieres serlo, tenlo presente, pues sus cortas palabras son sabias. Si hoy no lo comprendes, con el tiempo lo harás.

El éxito comienza con la voluntad del hombre.

Si piensas que estás vencido lo estás.

Si piensas que no te atreves, no lo harás.

Si piensas que perderás ya has perdido.

Porque en el mundo encontrarás que el éxito comienza con la voluntad del hombre.
Todo está en el estado mental.

Porque muchas carreras se han perdido, antes de haberse corrido y muchos cobardes han fracasado antes de haber su trabajo empezado.

Piensa en grande y tus hechos crecerán.

Piensa en pequeño y quedarás atrás.

Piensa en que puedes y podrás.

Todo está en el estado mental.

Si piensas que estás aventajado, lo estás.

Tienes que pensar bien para elevarte.

Tienes que estar seguro de ti mismo, antes de intentar ganar un premio.

La batalla de la vida no siempre la gana el hombre más fuerte, o el más ligero,  porque tarde o temprano, el hombre que gana, es aquel que cree poder hacerlo.